RIVER PERDIÓ PERO LA SERIE QUEDÓ ABIERTA

Fue total el respaldo del Muñeco al equipo que goleó 4-1 a Atlético Tucumán en la Copa de la Superliga: salieron a la cancha los mismos once que habían realizado uno de los mejores partidos del ciclo. Y así el DT volvió a repetir un equipo después de casi un año, ya que la última vez había sido entre julio y agosto del año pasado en el 3-1 a Villa Dálmine en la Copa Argentina y el 0-0 con Racing de la Copa Libertadores.

Pero todo lo bueno que mostró frente a los tucumanos se desvaneció frente a un rival que entendió a la perfección cómo debía jugar el partido. River, con Enzo Pérez en el eje, más Palacios por derecha, Nacho Fernández flotando y De La Cruz por izquierda, perdió muy rápido el control del juego, estuvo lejos de conseguir un empate y el técnico Tiago Nunes le ganó muy bien la pulseada a Gallardo.

Tanto que se habló y se opinó sobre la influencia del césped sintético del Arena da Baixada, los primeros segundos comprobaron la diferencia y estuvieron cerca de complicarle muy rápido la serie a River: Casco controló y eludió a un rival, pero la pelota se le fue muy larga, Enzo Pérez trastabilló y la posesión le quedó a Lucho González, quien intentó sorprender a Armani con un remate largo que el arquero desvió. Un acelerado comienzo que empezó a marcar el ritmo del partido en un terreno que hizo correr la pelota más rápida que lo habitual.

Ruben marca el 1 a 0 para Paranaense ante River
Ruben marca el 1 a 0 para Paranaense ante River Fuente: AFP

Paranaense apostó por la presión y la intensidad para sorprender con Wellington y González de referencia en el medio, mordió y presionó a los volantes millonarios, lastimó con los tándems Jonathan-Nikao por derecha y Lodi-Rony por izquierda a las espaldas de Mayada y Casco -nunca pudieron proyectarse- y generó siempre superioridad numérica en todas las líneas.

Y así terminó abriendo el marcador a los 26 minutos: aparición a toda velocidad del lateral Lodi por la izquierda detrás de Mayada, centro para el control y la asistencia de Rony y definición de Marco Ruben. Una fórmula que representó lo que fue el desarrollo del juego.

Aunque el equipo brasilero redujo en parte su ímpetu por momentos, a River le jugaron como suele jugar River. Así, no pudo hacer pie para desplegar el buen juego que supo mostrar a lo largo del semestre, se mostró más impreciso de lo normal, presionó desordenado y lo sufrió con un Enzo Pérez desbordado en el eje. Conclusión: sufrió y no hizo sufrir.

Recién al ubicar a Suárez y De La Cruz como extremos y permitir que Palacios y Nacho Fernández jueguen de internos, el equipo de Gallardo tuvo minutos de calma, pero no duró mucho. En el complemento, si no hubiera sido por las constantes apariciones de Armani, la gran figura, Paranaense habría ampliado la diferencia porque nunca dejó de maniatar y lastimar a un Millonario que estuvo demasiado partido y no pudo ser en ningún momento lo que suele ser.

La expulsión de Casco en el final del juego a través del VAR por un golpe en el rostro a Rony fue un reflejo de una impotencia absoluta tras ser ampliamente superado. Pero la tarea de su arquero, la ineficacia de los brasileños y la serie de 180 minutos le permiten todavía tener vida a un River que estuvo muy lejos de su mejor versión y ahora deberá reivindicarse el próximo jueves ante su gente en el Monumental. La historia todavía sigue abierta.

Athletico Paranaense

ATHLETICO PARANAENSE

1
vs
River Plate

RIVER PLATE

0
FINALIZADO
24′ PT gol de jugada de Marco Ruben (ATP)
Gran tiro de Lucho González y Armani salvó a River a los 10 segundos:
Ruben puso el 1-0 para Athletico Paranaense:
La jugada que revisó el VAR. ¿Hubo mano de Lucho tras el remate de Palacios?:
Gran atajada de Armani para evitar el 0-2:
De la Cruz no llegó por muy poco al empate:
VAR y roja a Casco por un golpe innecesario:

El VAR fue protagonista en el partido de ida de la Recopa Sudamericana entre Athletico Paranaense y River, en Brasil, con una jugada decisiva que culminó con roja para Milton Cascoy que, por poco, no fue penal para el conjunto local.

La jugada fue en el minuto 33 del segundo tiempo, en un tiro libre para Paranaense: Casco y Javier Pinolaforcejearon con Rony en el corazón del área y el lateral terminó pegándole un puñetazo a su rival. Tras revisarlo en la pantalla del VAR, el árbitro Wilmar Roldán decidió mostrarle la roja pero no sancionó penal, ya que consideró que el balón no estaba en juego.

Con esta expulsión, Casco no podrá estar presente en la revancha, que se disputará el próximo jueves en el Monumental, por lo que quedará disponible para sumarse al plantel de la Selección Argentina para la Copa América.

 Fuente: Canchallena y TyC Sports

Deja un comentario