ALVARADO SE TRAJÓ UN BUEN EMPATE DE VIEDMA

El sabor es agridulce. Porque de la manera que se dio el partido, Alvarado podría haberse vuelto con los tres puntos en el bolsillo y dejar la serie encaminada, pero la realidad indica que Sol de Mayo hizo méritos suficientes para alcanzar al menos la igualdad y el 1 a 1 en el estadio “Albiceleste” no le sentó mal al desarrollo del encuentro. Ahora, el conjunto de Mauricio Giganti deberá tomar la iniciativa en la revancha del próximo fin de semana en el Minella y ganar para meterse en las semifinales de la Reválida del Federal A.

Se conocían mucho Sol de Mayo y Alvarado, y se notó en el arranque. No se pudieron sorprender, ninguno de los dos pudo hacer valer sus principales virtudes y, en ese contexto, el más cómodo era la visita, que no pasaba sobresaltos y aunque le costaba llegar al arco de Torres, el desarrollo estaba más cercano a lo que pretendía que lo que necesitaba el dueño de casa. Entonces, las situaciones de gol y escasearon y la primera llegó en una segunda pelota, después de un centro, se había quedado Herner en el área y metió un cabezazo que se perdió cerca. Del otro lado, Leonel Torres era el hombre más desequilibrante, pero no podía encontrar a Diego Galván, bien controlado por los centrales marplatenses. Tanto es así, que recién pudo preocupara Matías Degrá con un tiro libre que no llevaba demasiado peligro, picó mal en la cancha despareja, el arquero no pudo controlar y Martín Quiles apareció con lo justo para desviar.

La pelota era para Sol de Mayo, que no tenía claridad en ataque y casi sorprende con un buen remate desde afuera de Torres, que giró rápido y metió un zurdazo que se fue contra el caño derecho de Degrá que sólo atinó a mirar. La respuesta de Alvarado fue con Lucero, que ganó por derecha, quedó perfilado para su pierna menos hábil, probó al arco pero se le fue demasiado arriba. Sin embargo, la más clara fue para el local en la última de la etapa, cuando Matías Degrá se hizo enorme para achicar y sacar a un costado una definición que se metía contra la base de uno de sus palos.

Adán Valdebenito le dijo a sus jugadores que el resultado no le estaba sirviendo y su equipo salió a buscar el triunfo, sin mucha claridad pero con empuje, dejando espacios para las contras del “torito” que no encontraba el último pase. Olivera cerró justo cuando lo asistía Lucero y, para eso, entró Rodrigo Depetris, que no dio ese toque, sino que en la primera pelota que tocó, se metió al área para anticipar un centro de Urquiza y meterla contra el palo de Leonardo Torres que nada pudo hacer. Sol de Mayo sintió el impacto y fue con todo, empezó a meter la pelota todo el tiempo en el área, sumó un delantero como Héctor Morales y la figura de Degrá se fue agigantando al tapar un cabezazo a quemarropas de Galván y una doble atajada que tuvo, en el medio, la salvada de Herner sobre la línea. La respuesta, de contra, fue de López que tardó en definir y lo taparon justo.

El partido se hizo cuesta arriba, en una cancha corta, la pelota llegaba rápido al área de Degrá que junto a los centrales, se encargaban de desactivar cada uno de esos avances, hasta que a los 35′, en otra pelota parada, no pudieron sacar, Lautaro Brienzo llegó a la carrera, llevándose a todos puestos y pudo con la resistencia del “1” para dejar todo como al principio y darle el envión al local para ir por todo en los minutos finales. Sin embargo Alvarado no se dejó empujar, trató de manejar la pelota lejos de su arquero y mostró solidez para defender, aunque le faltó justeza para poder liquidar la historia en alguna contra.

La serie quedó abierta. Alvarado tiene la ventaja que llega a Mar del Plata sabiendo que si gana clasifica, no perdió ningún partido de local en la temporada y su nivel suele crecer, sobre todo de mitad de cancha en adelante, por lo que el domingo habrá fiesta en el Minella con un “torito” que quiere dar un paso más en su sueño de ascenso, superando la instancia que alcanzó el año pasado y quedando a sólo cuatro juegos de la B Nacional.

Síntesis

Alvarado (1): Matías Degrá; Emanuel Urquiza, Diego Herner, Martín Quiles y Fernando Ponce; Darío Stefanatto y Roberto Bochi; Julián Bonetto, Cristian Canuhé y Gonzalo Lucero; Emiliano López. DT: Mauricio Giganti.

Cambios: ST 10′ Rodrigo Depetris por Stefanatto, 20′ Gaspar Gentile por Lucero y 39′ Francisco Molina por Bonetto.

Sol de Mayo (Viedma) (1): Leonardo Torres; Gastón García, Lautaro Brienzo,Lucas Malacarne y Matías Olivera; Alberto Reyes, Kevin Hueche, Matías Ponce y Leonel Torres; Fernando Valdebenito y Diego Galván. DT: Adán Valdebenito.

Cambios: ST 13′ Héctor Morales por Ponce, 38′ Iván Caravaca por Oliveras y 41′ Ricardo Dichiara por Valdebenito.

Goles: ST 11′ Depetris (A) y 35′ Brienzo (SdM)
Árbitro: Sebastián Mastrángelo, de Rosario.
Estadio: Albiceleste.

Resto de la Reválida
Gimnasia (CdU) 2 – Defensores de Belgrano (VR) 3
Deportivo Madryn 3 – Sarmiento (Resistencia) 0
Desamparados (SJ) 0 – San Jorge (Tucumán) 3

Prensa Alvarado

Foto: Romina Roosé

Deja un comentario