EL FÚTBOL DE LA “PERINOLA”: TODOS PONEN EN LA ARGENTINA

Escrito por Raúl Delattorre , publicado en el diario “Página 12″  bajo el título: ” Pelota para pocos, imagen de tribunas para muchos”

“Es un disparate ver gratis algo que es netamente comercial: eso se acabó.” La frase, lanzada a principios de febrero de 2016 por Fernando Marín, la persona designada por Mauricio Macri para coordinar la reprivatización de la televisación del fútbol, resumía conceptualmente las intenciones del todavía flamante gobierno de Cambiemos. Rápidamente, a apenas 60 días de haber asumido, el gobierno evidenciaba que las promesas de campaña de que se podría “continuar viendo fútbol gratis” iba a ser pateada alevosamente a la tercera bandeja en el primer cruce. Finalmente, ayer empezaron a ofrecerse las suscripciones para poder ver fútbol de Primera División desde los hogares abonando un “pack” de 300 pesos mensuales, aunque no es el único costo de acceso a ver rodar la pelota “en vivo y en directo” desde el propio domicilio. Quienes hasta ahora podían ver los partidos a través de un canal de aire o del servicio de Televisión Digital Terrestre (TDT), ambos gratuitos, ahora deberán pagar un abono de cable o TV satelital que incluya el decodificador de HD, además de los 300 pesos del “pack de fútbol”, con un costo inicial no inferior a 1155 pesos.

Las dos megaempresas beneficiadas con los derechos de transmisión de los partidos de Primera (Fox Sports y Turner) pondrán en pantalla dos nuevas señales, Fox Sports Premium y TNT Sports. Cada una de ellas tendrá a su cargo la transmisión de siete partidos del torneo de Primera División que arranca el viernes 18 de agosto, según lo programado hasta acá por la AFA. Cablevisión comenzó a ofrecer ayer en su página web el nuevo abono para poder acceder a los canal 603 (Fox Premium) y 604 (TNT Sports), es decir dentro de su servicio HD, que tiene un costo adicional sobre el abono mensual regular.

La oferta del principal operador de cable no especifica detalles de la fecha a partir de la cual se pone en vigencia la tarifa por el “pack” adicional de los dos nuevos canales de fútbol. Ayer, las firmas operadoras eludieron dar información adicional –PáginaI12 intentó hablar con tres de ellas– y refirieron que los detalles y especificaciones sobre el contenido de las transmisiones serían resueltos y comunicados por Fox y Turner. Esto es, si como se señaló previamente, el sistema de TV paga para el fútbol se aplicaría recién a partir del 30 de septiembre, buscando eludir el impacto negativo previo a las elecciones legislativas de octubre.

La sociedad Fox-Turner no será la única beneficiada de que el gobierno definiera que “lo que es netamente comercial” vuelva a ser un negocio privado y deje de ser un servicio al público. Torneos y Competencias, fuera de la pelea por los derechos de televisación frente a las dos megacorporaciones globales, quedó sin embargo enganchada al negocio mediante la producción de las transmisiones en vivo de los partidos, las que prometen llevarse adelante con no menos de diez cámaras en cada campo de juego.

A partir del viernes 18 de agosto, cuando está previsto que se inicie el nuevo campeonato, los partidos de Primera podrán ser vistos desde sus hogares por los abonados a un servicio de cable o televisión digital, cuyo abono mínimo oscila entre los 855 pesos (Cablevisión, suscribiéndose con algún otro servicio como parte de una promoción) y los 1100 pesos. Además de ello, los clientes deberán abonar como mínimo el pack de 300 pesos para poder acceder a las nuevas señales que emitirán los partidos.

En definitiva, quien hasta el último campeonato podía ver los partidos de su equipo favorito de Primera por canal de aire, televisión digital terrestre (TDT) o por canal de youtube (todas opciones gratuitas), a partir del próximo campeonato sólo podrá acceder al mismo servicio pagando un servicio de cable, el abono de un “pack fútbol” y hasta probablemente un servicio “Premium” para determinados partidos, que sumarían un costo mensual que oscilará entre 1150 y 1500 pesos como mínimo.

Fox Sports y Turner, a través de su señal TNT Sports, se distribuirán en principio siete partidos cada uno por fecha. No está claro si todos los partidos se podrán ver con el mismo pack o abono regular de 300 pesos mensuales por cualquiera de los cableoperadores, o habrá una diferenciación por categoría de partidos. Hasta ayer se especulaba que, de los siete partidos que le corresponderán a cada uno, tres o cuatro se podrán ver por el abono mensual de 300 pesos, pero los dos principales a cargo de cada señal tendrían un costo adicional o “plus”. En este sentido, el pedido del gobierno nacional –que no fue confirmado, ya que las autoridades se desentienden de toda responsabilidad que ahora presentan como entre privados– habría sido que, por un tiempo (¿seis meses?) no se cobre ese adicional por los partidos que involucran a los equipos llamados “grandes”. Las gestiones habrían derivado en un acortamiento de ese “compás de espera” de parte de las empresas, que pretenderían poner en vigencias los mencionados plus de la tarifa antes de fin de año.

Tampoco estaba claro ayer si, como también se les habría solicitado a las empresas que explotarán los derechos de televisación del fútbol, “por unos meses” los abonados al cable sin servicio de HD podrán acceder a la transmisión de algunos o todos los partidos sin poseer un decodificar de dicha tecnología. La intención original de Fox y Turner era que, a partir de noviembre, todo el fútbol que se transmita por abono sea emitido en alta definición.

El convenio que liga a las dos megaempresas de comunicaciones con la AFA tiene vigencia hasta junio de 2022, pero incluye una cláusula de prórroga por otros cinco años. El monto del canon que Fox y Turner pagarán a la entidad madre del fútbol varía en el tiempo, con la pretensión de sumar un ingreso garantizado de más de 17.500 millones de pesos en los primeros cinco años del vínculo contractual.

A partir del próximo campeonato, en materia de televisión el fútbol no será para todos sino que tendrá como dueño a la sociedad Fox-Turner. Para hacerse del negocio, el conglomerado tuvo que dejar en el camino las ofertas alternativas planteadas por ESPN y MediaPro. En la definición de la oferta que finalmente resultó favorecida tuvo intervención decisiva el presidente de Boca Juniors y vice de la AFA, Daniel Angelici. El hombre de confianza de Mauricio Macri recurrió al asesoramiento del economista Daniel Artana, uno de los referentes principales del think tank neoliberal FIEL, y el estudio jurídico Bruchou, también de estrechos vínculo con grupos financieros dominantes en el país.

Lejos de los criterios de libre acceso a las transimisiones deportivas, entendidas como una de las manifestaciones más masivas de la cultura popular, el gobierno de Cambiemos apuró su redefinición como un “negocio” en el que el Estado “no debía intervenir”. Al contrario de lo que expresa esa apreciación general, el Estado intervino en una forma manifiesta para poner en manos privadas con fuerte peso hegemónico a nivel mundial, el fútbol. Una expresión popular o un gran negocio, según de dónde se lo mire.

TAMBIÉN EN “PÁGINA 12” : FUTBOL PAGO O CUBA LIBRE

por Juan José Panno

Bueno, ya se sabía, es lógico que cobren para ver los partidos de fútbol. Porque si no fuera así, ¿de dónde va a salir la plata para pagar todos los mecanismos que se tienen que implementar para llegar a la pobreza cero?, ¿cómo se hace para frenar la inflación y el aumento del dólar si no es con la plata del fútbol? Es una pena para la gente que no tiene cable, pero ya se sabe que los pobres siempre se las rebuscan para colgarse del cable de otro. La gente, los vecinos, van a saber entender que para poder cumplir con las promesas de campaña era necesario provocar esta modificación en los aranceles televisivos. Hay que mantener el Plan Qunita, el subsidio a los discapacitados, el apoyo a las pymes, la reducción general de los impuestos, el salario digno que los maestros reclaman en las paritarias, la distribución equitativa de la pauta oficial entre todos los medios, aun los más opositores, hay que apoyar a todos los centros culturales, aumentar los planes sociales para los desocupados que quedan, hay que hacerse cargo de los gastos que implica tener que pagar indemnizaciones en los aislados casos de despido en el Estado, y todo eso sin contar con la reparación histórica a los jubilados, el 82 por ciento para ellos, y la ampliación de los planes de vacunación que parcialmente inició el gobierno anterior.

Lo que se recaude por la televisación de los partidos ayudará a pagar la deuda de la pesada herencia, como acabamos de ver en el caso de Aerolíneas Argentinas y anteriormente con los fondos buitre. Es cierto, debe reconocerse que en la etapa previa a las elecciones se dijo que no iba a ver cambios en el Fútbol para Todos y de hecho no los hay, no los hubo en todo este tiempo, se hicieron las cosas de modo tal que con los ahorros que se pudieron haber hecho en todo este tiempo se afronten los pagos de estos mínimos aranceles que no superan las cuatro o cinco pizzas.

Había que hacerlo porque de otro modo no habría dinero para asesorar a aquellos vecinos que quieren dedicarse a la venta de cerveza artesanal, que es una salida más que interesante para aquellos que circunstancialmente queden en una situación económica no del todo cómoda.

Era necesario dar este golpe de efecto en un cuestión cultural como es la del fútbol para que se entienda definitivamente que esta administración está dispuesta a erradicar el populismo y la demagogia que tanto daño nos han hecho.

Los vecinos van a saber entender que, tal como se les explica en cada timbreo, lo mejor que les puede pasar es esto, el esperado “pay per view”.

Y los que no lo entiendan así, los que siempre ponen palos en la rueda del mercado libre, tienen la posibilidad de irse a Cuba, como bien dijo Fernando Niembro.

Deja un comentario

|Konser Organizasyonu | Sanatçı Menajeri | Sanatçı Fiyatları | Hadise Menajeri | Konser | Konser Organizasyonu | organizasyon | Sanatçı Fiyatları | Konser Menajeri | Tual Menajeri