ALVARADO GANÓ EL “CLÁSICO” DE MAR Y SIERRAS

20120930-064426.jpg

Por “Prensa” del club Alvarado, y luego, el Eco de Tandil (la foto de dicho diario)

La búsqueda fue incansable, a veces con fútbol y otras con pura actitud. Y de tanto ir alcanzó el objetivo. A pesar del hombre de más durante todo el complemento, Alvarado debió luchar hasta el cierre para quebrar a un durísimo Ramón Santamarina. Con un par de estocadas en el final superó 2 a 0 al conjunto tandilense, en el

estadio José María Minella por la sexta fecha de la zona sur del Torneo Argentino A. Braian Cortadi, a los 44´, y Fabián Castillo, a los 47´, le dieron la alegría a los marplatenses.

El elenco del ex barrio Matadero maniató a los serranos durante gran parte del partido pero se topó con el arquero Daniel Bertoya, quien eregía en figura. Sin embargo, la acumulación de delanteros esta vez fue positiva para conquistar tres puntos vitales y continuar con una firme campaña en casa.

Desde el comienzo, con la velocidad de Castillo y la habilidad de Ceballos, el local construyó los avances y consolidó su dominio. En el fondo, lucieron sólidos Facundo Gómez y Martín Quiles que no dejaron maniobrar a Martín Michel.

Justamente el atancante del visitante tomó poco contacto con su compañero Franco Mendoza y fueron tibios los ataques. Ademásen la mitad de la cancha Christovao y Ferreira cortaron los circuitos del rival.

La primera aproximación peligrosa fue a los 8´, cuando el capitán Ceballos estuvo cerca con un buen remate de tiro libre. Con el correr de los minutos, los avances crecieron si bien no fueron contundentes. El ex Defensa y Justicia llegó siempre hasta el fondo pero careció de justeza en el último pase con un Gigena que esperó por el centro. Al cabo, el experimentado Bertoya aumentó su labor bajo los tres postes y le dio tranquilidad a su equipo.

A los 42´, se fue expulsado el mediocampista Miguel Monay por una agarrar del cuello a Centurión, y permitó ampliar el panorama del local de cara al complemento.

En ese segmento, Santamarina se abroqueló y buscó equilibrar en todo momento con el ingreso de Diego Bucci y las trepadas de Michel para cuidar la pelota en las ofensivas.

En efecto, en los primeros quince minutos, al “Torito” le costó mucho desmantelar a su oponente . Porque Ceballos estuvo rodeado y Castillo no fue tan punzante como antes. La primera de peligro del complemeto llegó a los 20´, cuando el ingresado Gáspari escaló de segunda jugada hacia el área y mandó el centro. Gómez cabeceó y exigió a Bertoya que evitó la apertura del marcador.

Con la monopolización de la pelota, los dirigidos por Noto enarbolaron otra ocasión. A los 33´, Castilo tocó atrás para Centurión que realizó un nuevo envío al área. Ceballos la paró, demoró en el control del balón y se encontró con el cruce de Capella.

Sin poder usufructuar el hombre de más, el entrenador apostó por todo: puso a Cortadi y sacó a Colaneri. Y mejor no le pudo haber salido. El delantero primeró la punteó y providencialmente apareció Ledesma para mandar el útil al córner. Y en el epílogo del encuentro, el juvenil se robó todo el protagonismo. Después de algunos rebotes le quedó servida la pelota al pibe que empujó para hacer delirar al público local.

Sin embargo, el festejo no acabó ahí. Porque, a los 47´, Castillo ensayó nuevamente una de sus corridas, ganó en velocidad y eludió a Bertoya para sentenciar la historia.

Por el Eco de Tandil:

30.09 | Deportes » ARGENTINO A
Santamarina lo aguantó hasta donde pudo
30.09-Santamarina se quedó a las puertas de obtener un valioso empate en Mar del Plata, frente a Alvarado, que sobre el final consiguió los goles con los que se impuso por 2-0 en el partido correspondiente a la sexta fecha de la zona Sur del torneo Argentino A.

Tamaño del Texto:
Condicionado por la expulsión de Miguel Monay, ocurrida durante la primera mitad, el aurinegro se limitó casi exclusivamente a “aguantar” el resultado cerrado. Lo logró hasta el minuto 89, cuando el ingresado Braian Cortadi vulneró la resistencia tandilense. El joven goleador es hijo de Francisco, aquel polifuncional marplatense que se luciera a comienzos de la década del ’90, entre otros equipos en los dos protagonistas del cotejo de anoche. Ya en tiempo agregado, Fabián Castillo estableció el resultado definitivo.
No parecía una noche complicada para Santamarina, que durante la etapa inicial supo generar un desarrollo parejo y por momentos incluso con predominio propio. Sin llegadas de peligro, pero manteniendo el trámite lejos de Bertoya.
Más allá de un disparo de Centurión, controlado por Bertoya, y un tiro libre de Ceballos que se fue cerca del poste derecho, el fondo de los aurinegros no tuvo demasiado trabajo.
Hasta que, en 41’, Monay se fue con roja directa por un encontronazo con Centurión, sin que la pelota estuviera en juego.
Diez contra once, el segundo tiempo se hizo cuesta arriba para los tandilenses, al menos en la parte ofensiva. Coleoni (expulsado en la parte inicial, al igual que su colega Noto) mandó a la cancha a Bucci en lugar de Mendoza, quedando Michel demasiado solo en la ofensiva.
Bien refugiado en su campo, el aurinegro no pasó mayores sobresaltos en su intención de mantener el 0-0, ante un adversario sin ideas ni juego asociado. Y cuando Alvarado apretó con mayor decisión, apareció Bertoya para evitar la caída de su valla, como ocurrió a los 20’ tras un cabezazo de Gómez.
Luego fue Petersen por Michel y las pretensiones visitantes quedaron bien claras. Más tarde, Cerfoglia entró en lugar de Strada, a la altura en que el objetivo era achicar hacia atrás y aferrarse al punto, al tiempo que Capella crecía como el mejor del fondo.
Para los 10’ finales, el ingreso de Cortadi por el defensor Colaneri dejó a los locales volcados de manera decidida en ataque. Y el hijo de “Cato” fue revulsivo para la ofensiva marplatense, mostrándose activo y preocupando con su movilidad. Hasta que, sobre 44’, una serie de rebotes, un disparo “mordido” de Gigena y desinteligencias en la defensa visitante, le permitieron capitalizar su posición para el agónico 1-0.
Con poco tiempo para tratar de torcer la historia, Santamarina intentó adelantarse y recibió otro gol sobre el cierre. Lo convirtió Castillo, después de haber recibido de espaldas al arco, armarse el espacio y dejar en el camino a Bertoya antes de definir con la valla desguarnecida.
Fue un duro golpe para un aurinegro que estaba para más. El domingo próximo, frente a Juventud Unida Universitario de San Luis, estará la ocasión de volver a sumar en casa y reforzar las pretensiones de pelear bien arriba.

ALVARADO 2
(6) Aldo Suárez
(4) Laureano Tello
(5) Martín Quiles
(5) Facundo Gómez
(4) Nicolás Colaneri
(6) Darío Ferreira
(6) Gabriel Christovao
(6) Emanuel Centurión
(6) Ezequiel Ceballos
(7) Fabián Castillo
(5) Germán Gigena
Gustavo Noto

SANTAMARINA 0
Daniel Bertoya (6)
Matías Gogna (5)
Martín Aguirre (6)
Emiliano Capella (7)
Walter Ledesma (5)
Germán Palacio (6)
Miguel Monay (3)
Mauricio Scaglia (6)
Román Strada (5)
Martín Michel (5)
Franco Mendoza (4)
Gustavo Coleoni
Cancha: estadio José María Minella. Arbitro: Carlos Boxler, de Casilda (bien). Goles: ST: 44’ Cortadi (A) y 47’ Castillo (A). Cambios: en Alvarado: Juan B. Gáspari (6) por Tello, Braian Cortadi por Colaneri y Emanuel Bocchino por Gigena. En Santamarina: Diego Bucci (5) por Mendoza, Matías Petersen por Michel y Pablo Cerfoglia por Strada. Incidencias: PT: 12’ expulsados Coleoni (DT de S) y Noto (DT de A); 41’ expulsado Monay (S).
La figura
Fabián Castillo
No se había destacado durante el desarrollo, aunque tampoco desentonó. Fue de los más constantes en la búsqueda ofensiva. Liquidó el resultado en una gran maniobra individual.

EL ANÁLISIS DEL DIARIO EL ATLÁNTICO por Germán Ronchi:
La fuerza del corazón

DEPORTES | Zona Sur del Argentino A
30.09.2012 | 03:16 HS.
La fuerza del corazón

Imprimir
Tamaño del texto
Recomendar
Dejá tu comentario

La fuerza del corazón. (Foto Diego Izquierdo)
Alvarado no lograba quebrantar la gran resistencia de Santamarina, pero Noto arriesgó e insistió y sobre el final consiguió la victoria por un 2 a 0
Lo peor que le pasó a Alvarado anoche fue la expulsión del volante de Santamarina, Miguel Monay en la primera etapa. Es que los tandilenses, con mucho oficio, en el complemento le cerraron los caminos al “Torito”, que empujó más de lo que jugó.

El elenco marplatense chocó por el callejón central en gran parte del período final y no consiguió claridad. Sólo fue profundo cuando buscó por los laterales y por allí llegaron las aproximaciones más nítidas y, casi en el cierre, el gol del pibe Cortadi. En tiempo adicionado, ya con el rival desordenado, Castillo selló el 2 a 0 con el que Alvarado trepa en las posiciones de la Zona Sur del Argentino A.

Previo a ello, en igualdad numérica, el partido careció de claridad. Mucha fricción y lucha en el mediocampo predominó en el Minella. Empezó mejor el local que inquietó con un disparo centrado de Centurión que contuvo Bertoya y un tiro libre de Ceballos, apenas desviado.

Ninguno logró hilvanar juego ofensivo, fue un trámite muy cortado. El predominio territorial, aunque tibio, fue de Alvarado. En tanto, Santamarina logró salidas limpias desde los pies de Scaglia y la aparición de Strada por izquierda. De hecho, el volante trepó por su andarivel y con un centro cerrado obligó la reacción de Aldo Suárez, y Colaneri despejó en el rebote, cuando arremetía Mendoza.

Dentro de la equidad, el visitante distribuyó mejor la pelota, pero no tuvo profundidad. Los intentos de Ceballos, individuales y para hacer jugar al resto, fueron lo mejor de Alvarado. El “Trapo”, a los 35´, obligó a una nueva intervención de Bertoya con otro remate a distancia.

La rispidez tomó protagonismo y el primer fusible que saltó fue de Santamarina, con la infantil reacción de Monay sobre Centurión, que le valió la expulsión.

En el complemento, con un hombre más, se esperaba un avasallante Alvarado. No obstante, Santamarina dio batalla en los primeros minutos. Si bien no fue profundo, alejó el juego de su campo. Hasta que Noto mostró su ambición. Gáspari ingresó por Tello (volante por defensor) con la intención de ganar las bandas. Pero Alvarado centralizó demasiado el juego y no pudo abrir el cerrojo defensivo de los tandilenses que, pasados los primeros 15 minutos, resignaron por completo los ataques.

La iniciativa fue íntegramente de Alvarado. Por no ser fino en los pases, ni en el uno contra uno, el local no hizo más que chocar ante la muralla de Santamarina. Hasta que entendió que el negocio estaba por los costados, moviendo la pelota de lateral a lateral para abrir la defensa y conseguir espacios. Desde la derecha, un centro de Gáspari para el cabezazo de Facundo Gómez, hizo lucir a Bertoya; otro de Centurión desde la izquierda encontró por el sector opuesto a un solitario Ceballos, quien definió, pero se topó con el oportuno cruce de Capella.

En ese contexto, de dominio pero poca claridad, Noto metió otro cambio y fue fundamental: Cortadi por Colaneri. El joven delantero fue interceptado en su definición apenas ingresado, tras un centro de Gigena desde la izquierda.

Y Alvarado siguió yendo, empujando. Y esa actitud le dio réditos. Casi en el final, a los 42´ Ceballos cedió para el envío de Gáspari desde la derecha, Gigena mordió el remate, pero Cortadi recogió el desvío y venció a Bertoya.

Desahogo, justicia (por ambición) y festejo. Un festejo que se prolongó en el tiempo adicionado. Santamarina, tarde, intentó lastimar, pero se desbalanceó por completo y, en ese desorden, Castillo se despachó con un golazo. Recibió de espaldas, tocó la pelota por un lado de su marcador y giró a buscarla por el otro, eludió a Bertoya y marcó el 2 a 0 final.

Deja un comentario

|Konser Organizasyonu | Sanatçı Menajeri | Sanatçı Fiyatları | Hadise Menajeri | Konser | Konser Organizasyonu | organizasyon | Sanatçı Fiyatları | Konser Menajeri | Tual Menajeri