LA «BATALLA DE CUYO» EN 2012 NO TENÍA SENTIDO

La estadística deportiva dirá que San Martín de San Juan, en Primera División venció a Godoy Cruz de Mendoza por la mínima diferencia, con un gol discutido por la posicion de Marcelo Carrusca en la definición a los 17′ del primer tiempo, pero la realidad, es que las diferencias entre argentinos, por los lugares de pertenencia, en 2012, parecen extraidos de un libro de historia: las peleas entre tucumanso y santiagueños, salteños y jujeños y sanjuaninos con mendocinos se remontan a las luchas por la tierra.
Hoy, se reeditaron ? bastará con repasar las crónicas de los diarios de uno y otro lado de la zona de Cuyo. La «camiseta» supuestamente puesta por la Policía de San Juan, para reprimir a todo lo que fuese «mendocino» y no a los que crearan disturbios, aún nacidos en la misma San Juan, que pretendidamente defiende esa Policía.
Leamos juntos, para saber si podremos llegar a alguna conclusión, según el cristal de los que escriben:

El diario Uno, comenzó, bajo del título : LA POLICÍA DE SAN JUAN REPRIMIÓ DURAMENTE A LOS TOMBINOS Y UN SIMPATIZANTE PERDIÓ UN OJO:

La policía de San Juan reprimió duramente a los tombinos y un hincha perdió un ojo

Los simpatizantes de Godoy Cruz fueron maltratados una vez finalizado el clásico ante San Martín. Un hincha contó pormenores por Radio Nihuil (audio). Se habla de más de 100 heridos. Galería de fotos.

La policía de San Juan reprimió duramente a los simpatizantes tombinos y hubo cerca de 150 heridos, algunos de gravedad en sus ojos. Prensa del Ministerio de Seguridad de Mendoza confirmó que Maximiliano Loza perdió un ojo y era trasladado al Hospital Español.

Los hinchas de Godoy Cruz fueron maltratados una vez finalizado el clásico ante San Martín en San Juan.

Cerca de 2.500 simpatizantes del Tomba (fue la cantidad de entradas que le dio la dirigencia verdinegra) fueron hasta Pueblo Viejo.

El grueso de la hinchada pudo entrar a los 10 del segundo tiempo y varios hinchas contaron los maltratos policiales antes del encuentro.

Un hincha contó pormenores de lo que pasó después del partido en Radio Nihuil.

Aseguró que «todos los micros tienen los vidrios rotos. La Policía de San Juan nos tiraba piedras. Sin sentido».

«Hay heridos, hay dos chicos con heridas en los ojos», contó el mismo simpatizante.

Encima, algo tan o más lamentable como la represión que sufrieron los hinchas, fue que no les dieron atención en San Juan. Los simpatizantes tombinos (que volvieron a sufrir represión en Media Agua, de hinchas sanjuaninos y de la Policía) fueron esperados en Lavalle, por servicios de emergencia mendocinos, para ser atendidos.

 

EL  DIARIO DE CUYO (SAN JUAN):  «El partido dejó 36 personas detenidas y 4 heridos leves»

San Juan, 28 de abril.- Una vez finalizado el partido, el grueso de la hinchada de Godoy Cruz mostró su bronca por la derrota en el clásico y también porque recién pudo ingresar al estadio cuando iban 15 minutos del complemento. Debido a esto, los policías tuvieron que ejecutar varias balas de goma en la salida de calle Entre Ríos para controlar la situación.

A su vez, los hinchas de San Martín también se trenzaron con los uniformados en la salida de avenida Circunvalación porque intentaron ir a buscar a los mendocinos.

Pero los incidentes no fueron solamente al final, sino que se registraron desde el primer minuto de juego. Es que cuando recién corrían los primeros segundos, cayó al campo de juego un cúter que provocó que Sergio Pezzota decida suspender por unos instantes el juego.

 

«PARA LA POLICÑIA EL OPERATIVO FUE UN ÉXITO» !!!

Después del partido entre San Martín y Godoy Cruz los hinchas se enfrentaron y dejaron un saldo de 36 detenidos y 4 heridos leves.

El Comisario Inspector Elizondo, encargado de la seguridad del evento, aseguró a DIARIO DE CUYO ONLINE que el operativo “fue exitoso”.

“Hay detenidos por disturbios y otros por tenencia de drogas. Salvo el incidente del comienzo del primer tiempo el partido se desarrolló con normalidad”, explicó.

El uniformado desmintió represión policíaca sobre los hinchas mendocinos. “A la salida ellos comenzaron a tirar piedras y agredir, tratamos de evitar males mayores y los ayudamos a evacuar rápido. Eso es todo lo que pasó”, concluyó.

 

EL DIARIO EL ZONDA DE SAN JUAN: «DE LA FIESTA AL TERRO» :

La noticia de los hechos violentos, sorpresivamente no estaba en la protada on line si no, muy por debajo del comentario sobre el triunfo deportivo:

«El clásico transcurrió en paz y con el folclore de las dos hinchadas. Sin embargo, tras el encuentro y en la salida de los mendocinos, hubo desmanes.

 

T

odo arrancó como debe ser. Un clásico con todos los condimentos.   El olor a chori invadía desde los cuatro puntos cardinales. La gente comenzó a llegar desde el mediodía y la cabecera norte estaba como en sus mejores jornadas. La popular verdinegra tomaba color y una hora antes del inicio, cuando llegaban los primeros hinchas de Godoy Cruz, comenzaba el duelo de hinchadas.
“El Tomba tiene miedo”, fue el primer hit enviado por el pueblo local. Claro, la respuesta no se hizo esperar y los visitantes contestaron: “Jugá la Copa la p… que te p…” Con la misma letra replicaron los sanjuaninos con un “no tenés cancha la p…”. A eso los de Godoy Cruz contragolpearon con: “Borom bombón borom bombón es una cancha, de metegol” y el hiriente “vos sos de la B”.
Con el gol de Carrusca no hizo esperar el clásico “hijos nuestros”. El final fue una muestra de pasión de los hinchas verdinegros que reventaron sus gargantas alentando a los suyos y gozando a sus rivales por la paternidad existente.
Sin embargo, lo que parecía una fiesta del fútbol terminó de empañarse. Adentro del estadio Hilario Sánchez todo estuvo controlado por la Policía de San Juan, pero afuera fue todo distinto. La mayoría de los mendocinos entró cuando se jugaban 10 minutos del complemento, ya que venían encapsulados por los efectivos de seguridad locales desde el control de San Carlos. Eso y el resultado generaron mucho malestar.
En la desconcentración se produjeron muchos inconvenientes. Cuando se retiraban los del Tomba rompieron algunos vidrios de autos en las cercanías del estadio. Pero no todo terminó ahí, ya que a su paso iban dejando huellas, rompiendo comercios y autos hasta su retorno a Mendoza. Los anfitriones no se quedaron atrás y destrozaron un colectivo, donde iban dirigentes, y que estaba estacionado por calle Entre Ríos. El final dejó un saldo de una treintena de detenidos. Una jornada que pintaba para fiesta y que se terminó empañando por la loca idea de algunos inadaptados de hacer justicia por mano propia.

 

fotos del diario Uno, de policías tirándole piedras a los hinchas !!

Deja un comentario